cabecera
Juegos en La Red       

BLOGSFERATOUR
Novela Interactiva


 

Título de la entrada: PISTAS
Autor: Orfeo
Fecha de la entrada: Jueves, 27 de Agosto de 2009
Lugar: BLOGGER

 



Capítulo 12 º

 

Veintisiete de agosto.
Sobre la mesa está la tarta
con una vela ardiente:
es de piñones, toda blanca.

Elvirita la mira.
Ella está en cuclillas, al lado
de la gran cristalera,
murmurando entre dientes:
“negratodafaldayrefajo”.

Mamá y papá sonríen.
Llevan un brillo en la mirada.
Ella hoy es el meollo:
el regalo es amor, un atlas.

Elvirita la mira.
Tiene manos con uñas largas,
sucias, y unas orejas
puntiagudas bajo el sombrero:
“esviejachicayflaca”.

Afuera el mundo vibra.
Adentro todo está muy quieto.
Los tres frente a la vela
exhalan un aliento incierto.


Orfeo


7 comentarios:

Alicia. 27 de agosto de 2009 03:11

     - Orfeo, veo que has recogido la luz del relato anterior de Mari Carmen, a modo de antorcha en los juegos olímpicos, para encender la vela de la tarta. Efectivamente, no me equivocaba en el comentario que hice en dicho relato, Elvira va cumpliendo años, se va haciendo mujer. Para conseguirlo, tú has añadido pureza en el color blanco de la tarta y amor. El amor es lo que desde siempre ha hecho que vibre el mundo. Ese mundo de afuera que tú citas que puede buscarse en ese atlas, regalado con tanto cariño. Ese atlas que acaso pudiera representar el mundo como lugar de encuentro. Los padres todavía dentro, en su mundo interior, dónde sólo son capaces de escuchar inmóviles y con preocupación las palabras de Elvira, mientras siguen esperando, con incertidumbre, a alguien que les ayude a salir al exterior. Me ha gustado el giro de pasar a poesía. Besarkadatxu bat.


Emilio Porta. 27 de agosto de 2009 03:21

     - "Si has leído Tres días Tristes y ahora Pistas, sabrás lo que le espera a esta niña llamada Elvira..." decías, más o menos, en el principio. Pues mira, no lo sabíamos, pero esta entrada va aclarando el panorama. Por lo menos tenemos claro que habrá un final. Que la puñetera salvación de Elvirita no vendrá de soluciones de uno o de otro, ni de ideas preconcebidas. Que tampoco se está buscando el mejor relato, ni siquiera una aportación definitiva. Que el libro es dinámico. Y que incluso estas pistas podrían ser falsas. Asi que, querido creador de múltiples nombres y acepciones, gracias por contribuir aún más a que cada uno piense y haga lo que quiera.Un abrazo.


Antonio Castillo. 27 de agosto de 2009 08:22

     - Muy bueno, Don Orfeo. Se nota que un hilo de magia asturiana corre por tus venas.


Admiminstrador. 27 de agosto de 2009 10:38

     - Gracias Alicia. Gracias Port. Gracias Antonio Castillo.


Emilio Porta. 27 de agosto de 2009 10:40

     - Orfeo, por fin te conocemos...qué foto más guay...si ya sabía yo que el pasado-presente te traería con todo tu esplendor e irónica mirada...Es una foto genial...!Me la pido!. Bueno yo creo, Santiago, que nos la pedimos todos.
Y ya sabes lo que he puesto en mi página, eso de Neruda de nosotros los de entonces ya no somos los mismos es la verdad más mentira que conozco.


Santiago Solano. 27 de agosto de 2009 12:12

-      Me gusta lo que escribe este Orfeo.


Mari Carmen. 28 de agosto de 2009 08:38

     - Gracias por aportar, la belleza de la poesía, a la historia de esta maravillosa niña. Un abrazo.

 

Pie página