Juegos en La Red       

BLOGSFERATOUR
Novela Interactiva


 

Título de la entrada: TRES DÍAS PERO QUE MUY TRISTES
Autor: Alfonso Blunk
Fecha de la entrada: Lunes, 24 de Agosto de 2009
Lugar: BLOGGER

 



Capítulo 7 º

     El secretario general de “Erabradomín”, Santiago, nos pide que la salvemos, ardua tarea. Bien sabe él, en su fuero interno, que se puede tratar de un caso muy real y no sólo mera ficción. Una niña pequeña, en algún lugar más o menos lejano, en un tiempo más o menos próximo, reúne, reunirá o reunió todas las características de Elvirita, incluyendo el nombre. ¡Intentemos ayudarla!
     Lo primero que debemos hacer es solicitar el permiso de nuestros hermanos mayores y cómo no, el de nuestro maestro, al que además pediremos su bendición y consejo. Obtenidos estos, si ha lugar, consultaremos con nuestros más avezados compañeros, aquellos de superior experiencia en la resolución de empresas semejantes. Estudiaremos todas las recomendaciones y nos prepararemos para la tarea. Lógicamente ésta comenzará por localizar a Elvira, y ello, no nos engañemos, puede convertirse en una faena compleja y laboriosa.
     Una vez ubicada, deberemos estudiar el caso a fondo. Lo recomendable sería dedicarle tiempo, si disponemos de él, pero en esta ocasión me parece que no nos va a sobrar. Encuentro excesivo, para nuestro menguado poder, el intentar salvar a su madre, pues se trata de un problema adicional muy complicado que dejo en manos de compañeros más expertos, que sin duda estarán también implicados en esta historia. Aquella, por ley de vida, se marchará antes que su hija, al menos con mucha probabilidad. Creo que debemos volcarnos, si es que nos es posible, en evitar que la ausencia de su progenitora desencadene ese grado de locura.
     Tendremos que explorar a fondo todos los elementos que afectan a su mente, estado de sus defensas, desequilibrios químicos, efectos de causas lejanas o próximas, presión de vecinos indeseables… También recuento de sus legítimos aliados, a los que habrá, con delicadeza, que ganar y después organizar. Y no estará de más consultar el parecer de los “custodios” sobre si consideran lícita la forma de intervención.
     Una vez estudiado a fondo el “escenario”… meditar los pasos a dar, concebir la operación de principio a fin y contar con planes alternativos por si algo no fuera bien.
     Y… manos a la obra. Actuemos, con mucha cautela, por ella, y por nosotros, teniendo como único propósito la felicidad de un hermano, porque le amamos por encima de todo y absolutamente nada más nos mueve, “avanti”, Él está con nosotros.


2 comentarios:

Santiago Solano. 24 de agosto de 2009 00:52

       - Estimado Alfonso. Estoy de acuerdo contigo en todo. Sé que tu mente de historiador no puede por menos de informarse a fondo, de documentarse de lo acaecido, de cuanto antecede al hecho en sí. Y eso en estas circunstancias no es fácil. No es fácil porque la historia de aquí a noviembre no está escrita. Tenemos sólo indicios. Jaclo acude a la parapsicología, Félix al psicólogo que le gustaban las bolsas de basura. Manuel nos tienta con datos para un dramón... Ha habido también desaparición de palabras. La mujer de negro ha caído sobre Miguel y le ha llevado a escribir un segundo texto que es pura alucinación. Estoy de acuerdo contigo, y más desde que el mismo Morfeo dice que Elvirita es una niña muy, pero que muy emotiva. Pintan bastos, desde luego. Bastos filosóficos en manos de un tal Emilio, que es periodista y no. No sé. También dejó aparentemente resuelto el caso y mira tú que no. Pero lo que no tenemos es tiempo, señor historiador. Eso es precisamente lo que no tenemos. La oratoria es buena para el congreso. En este caso, rechina. Es mi pobre opinión, claro. A no ser que sea una broma. De ser así, no de buen gusto. No quiero polémicas, es una opinión. Repito estoy de acuerdo en todo contigo, que hay que proceder con cautela; pero… Hay que actuar ya. Ya, o todo se va a complicar más todavía. Hasta los escritores muertos -La conjura de los necios - empiezan a estar entre nosotros. Un saludo cordial.


Emilio Porta. 24 de agosto de 2009 07:06

       - Si, porque algunos muertos están vivos...y algunos vivos están realmente muertos. Incluso algunos autores - que los dioses tengan en su gloria - mandan a sus personajes a las clínicas para mezclarlos con seres aparentemente humanos, de la Tierra. Claro que aquí hay mucho extraterrestre, no sólo Miguel. Díme tú, Morfeo,¿de donde vienes?. Veo muy dificil que Alfonso te clasifique y te meta en la historia, salvo la del porvenir. Pero ese, como decía Eliot, está mezclado con el tiempo presente. Y pronto será pasado. Como el mes de Noviembre próximo, espero. A mi no me resulta tan extraño pensar que Elvirita existe. Porque Don Quijote es más real que Cervantes. Por lo menos ahora. Es cuestión de dar valor a la fantasía como elemento generador de otras realidades. En eso estamos. Y si hay que buscar a Elvirita, sigamos haciéndolo. Sobre todo ahora que, según Manuel, se ha escapado de las llamas del internado.

 

 

Pie página